Los de casco también son ultras.

Xinhua-03-600x274 La violencia de los granaderos al final de las manifestaciones del 20 de noviembre de 2014 es gravísima. Acentúa la espiral viciosa de represión y furia social que en este país conocemos ampliamente por la historia. El estado mexicano en sus tres niveles de gobierno es incapaz de aprender nada del pasado: como parte de la propaganda de violencia, quedó atrapado en las imágenes de héroes de monografías escolares. Lo que desconocen en absoluto es lo suicida que es la táctica de sacar a las calles a los antimotines y la soldadesca. La violencia gubernamental no se justifica incluso si hay violencia extrema opositora: en este caso, conforme a la tradición diazordascista del estado mexicano, la policía reacciona histéricamente ante acciones que pudieron haber sido repelidas con una intervención limitada. Nuevamente, la policía se ha asegurado de convertir a los ojos de la opinión pública, toda detención en una arbitrariedad ilegal. A la actitud defensiva con que el régimen reacciona cuando se señala que las violaciones de derechos humanos recientes son un crimen de Estado, habrá que responder que en efecto, en la falta de respeto por la libertad de opinión, los derechos constitucionales y la integridad de los ciudadanos, los diferentes niveles de gobierno, los diferentes partidos y agencias del Estado, se comportan con una unidad de estilo formidable. El Estado mexicano en sus diferentes componentes y en cada una de sus acciones, es el principal agente subversivo de la nación.

Vivimos en el imperio de la idiotez táctica, la impunidad declarativa y la arbitrariedad activa, un lugar donde convergen los Peña con los gobiernos priistas, panistas y perredistas en los tres niveles del Estado. Verificamos día a día que los servicios forenses carecen de experiencia en identificar los cientos de cadáveres que llegan a sus manos cada mes, a los voceros y emisiones públicas del poder multiplicando nuestro escepticismo y a la policía operando como un agente provocador formidable. Ese mismo emplazamiento de precariedad política es también el de nuestra triple ultraizquierda: la escenificada, la imaginaria y la sectaria-voluntarista. Nos corresponde a los ciudadanos desactivar la alianza que une represión y provocación. Por favor vean los videos que Aristegui compiló. Hay incluso evidencia de que estos materiales dejan pronto de funcionar en sitios como youtube. http://owl.li/EG53E Quisiera compartir una última observación: los manifestantes pacíficos y razonados hemos ganado una posición moral en la calle y las mentes ciudadanas. Esta altura moral y política es lo que ciertamente produce un momento de afortunada inestabilidad, en medio del luto y la tragedia que vive este país hace décadas. Nuestra reputación colectiva como movimiento social depende de actuar en términos de nuestros derechos constitucionales, y de utilizar los medios con honestidad y dignidad. Como pueden ver en las imágenes que circulan el día de hoy toda impaciencia o aventurerismo tiene como consecuencia poner en peligro a nuestros camaradas y compañeros de lucha. Toda “acción directa”, simulada por los agentes o realizada por activistas desorientados, es una traición al movimiento social. El asunto no es moral o ideológico: esa traición se verifica en los hechos. Debemos también cerrar el paso tanto a la circulación de información improbable o falsa, como a la reacción inmediata. Unas cuantas horas para ver un material y meditarlo, el uso de sentido crítico, son, en el momento presente, un instrumental invaluable.

Anuncios

Acerca de Cuauhtémoc Medina

Cuauhtémoc Medina (México, 05.12.1965) Crítico, curador e historiador de arte. Doctor en Historia y Teoría de Arte (PhD) por la Universidad de Essex en la Gran Bretaña y Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de México. Ha sido investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de Universidad Nacional Autónoma de México desde 1993, y entre 2002 y 2008 fue el primer Curador Asociado de Arte Latinoamericano en las Colecciones de Tate Modern, en el Reino Unido. Actualmente es Curador en Jefe del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM. Art critic, curator and historian, holds a Ph.D. in History and Theory of Art from the University of Essex in Britain and a BA in History from the National Autonomous University of Mexico (UNAM). Since 1993 he has been a full time researcher at the Instituto de Investigaciones Estéticas at the National Autonomous University of Mexico (UNAM) and between 2002 and 2008 was the first Associate Curator of Art Latin American Collections at the Tate Modern. He is currently Chief Curator at the MUAC Museum in Mexico city. Ver todas las entradas de Cuauhtémoc Medina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: