Archivo mensual: junio 2013

Vanguardia (arrepentida)

Vanguardias mexicanas: verso, anverso y converso.[1]

Cuauhtémoc Medina

Domingo en la mañana: sol, aire, organillos, ritmos neoaztecas y el caballito galopando en su zócalo epónimo de todos los zócalos. Vengo al MUNAL a ver, acompañado de la familia y una curadora amiga de Boston, la muestra de Vanguardia en México 1915-1940.  Al pasar la boletería, miro de reojo a las masas agolpándose para ver una muestra de José Guadalupe Posada que es un típico producto de la repetición: el tema es un mito de principios de los años 20 que no nos hemos podido sacudir, las obras son las mismas que hemos visto en cada exposición organizada sobre Posada, las voces e ideas registradas son también los amigos de siempre. Miro desde arriba del hombro a las masas con un poquitito de desdén, lamentando para mis adentros que, por haber cruzado la línea y pasarme al bando de los enemigos (los curadores institucionales) ya no puedo hacer mi nota de periódico criticando aquello que la gente vota con los pies.

Image

Anverso y reverso: Gerardo Murillo (Dr. Atl), Nahui Ollin: retrato futurista, ca. 1921, reverso y Diego Rivera, Paisaje Zapatista, 1915, anverso. Instalación a la entrada de Vanguardia en México: 1915-1940, MUNAL

Continuar leyendo

Anuncios

Buñuel “latinista”

Durante decenios fui víctima de una tradición oral que atribuía a Quintiliano o algún Padre de la Iglesia la frase “Semen Retentum Venenum Est.” Anoche, tras renunciar a leer Belle de Jour de Joseph Kessel (1928), volví a ver la película homónima de Buñuel (1966). Me sobresaltó un diálogo donde Pierre Serizy (Jean Sorel), el marido de Severine (Catherine Deneuve), defiende que los hombres fueran a burdeles citando la frase en cuestión. Intrigado he estado rastreando mediante la red alguna fuente para este supuesto fragmento de sabiduría Galénica. Fracaso total: la cita más antigua de “Semen Retentum Venenum Est” está en Dias de Guardar (México, Era, 1970, p. 24) de Carlos Monsiváis, muy cerca de otra frase definitoria de los años 60 mexicanos: “El PRI toma LSD”. bella_dia1

A reserva de lo que digan mis amigos latinistas esta frase  ha de ser atribuida a una travesura de Buñuel.  Julia Pozas del Colmex me advierte desde ya que la cita está construida de modo correcto, pero un tanto obvio, como para ser entendida y “traducida” por un hispanohablante moderno. Yo estoy listo a creer que es otro de los arcanos que encierra la dulce pervesión de Belle de Jour. Un laberinto de efectos multicitados, como la respuesta que el director aragonés dió a quienes preguntaban qué había en una caja que zumbaba que trae al burdel un cliente oriental: ” Yo mismo no sé qué hay en la cajita. Debe ser algo extraordinario, una cosa útil para una perversión insospechada.”.